DEPORTES

DESTACADAS

MAS VISITADAS

  • LOS TONY BARREIRO SON EJEMPLO PARA RESCATAR DEPORTE EN UASD

    En julio del pasado año, la doctora Emma Polanco Melo pasó

  • LOS TONY BARREIRO SON EJEMPLO PARA RESCATAR DEPORTE EN UASD

    En julio del pasado año, la doctora Emma Polanco Melo pasó

  • Docentes fusionan teoría y práctica en la enseñanza de la Educación Física

    Sara Alarcón y Elpidio Vargas, profesores de la Escuela de

  • Heidy Rodríguez, otra uasdiana que alcanza la inmortalidad deportiva

    La destacada egresada de la carrera de Medicina de la Facult

  • Fidel Mejía Ramírez, tributo póstumo a un gran exponente deportivo Uasdiano

    “Quiero escarbar la tierra con los dientes, quiero apartar

Webmaster

Webmaster

El rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), doctor Iván Grullón Fernández reiteró hoy su llamado a inicio de docencia el martes 26 de este mes. Cuestionado sobre la decisión de la directiva de la Federación de Asociaciones de Profesores (FAPROUASD) de llamar a no iniciar las labores docentes si no son atendidas varias demandas, siendo la principal la de un incremento salarial de un cuarenta por ciento, el rector señaló que aunque reconoce la justeza de los reclamos de los docentes, considera que la Universidad debe permanecer abierta, enarbolando  la consigna de Trabajo, Docencia y Lucha.

Recordó que en procesos de lucha anteriores, como lo fue el reclamo por el medio millón, a finales de los años sesenta y principios de los setenta, la universidad nunca se cerró, al afirmar que si se hace un paro de labores docentes los estudiantes no asisten y la universidad se paraliza.

“Para reclamar un mayor apoyo a la Universidad hay que tener el apoyo del pueblo, y el pueblo no apoyará un paro que lesione a sus hijos, alargando el tiempo que deben permanecer en la academia para obtener un título universitario”, expresó el doctor Grullón Fernández.

Finalmente, hizo un llamado para que la directiva del gremio profesoral reconsidere su decisión de parar la docencia y  que retome la lucha por otros medios, acudiendo a los medios de comunicación y desplegando otras acciones pacíficas para reclamar la atención del gobierno, que igual como está mejorando las condiciones salariales de los miembros del sistema educativo de los niveles inicial, básico y medio, debería mejorar los salarios de los servidores públicos dedicados a la docencia universitaria.

Se participa a la comunidad universitaria que las actividades docentes del Semestre 2016-10 iniciarán el martes, 26 de enero de 2016.
 
Dirección General de Comunicaciones
Domingo, 10 Enero 2016 00:00

POR UN BUEN AÑO

Con el inicio de las labores administrativas y la próxima apertura del semestre 2016-10, la Gestión Universitaria que encabeza el Dr. Iván Grullón Fernández se acerca a su segundo año. Son muchas las realizaciones que pueden presentarse, pero sobre todas, el mantenimiento de la armonía en la Universidad merece atención especial.

En medio de precariedades presupuestarias, la Universidad ha seguido creciendo en su matrícula y egresando una cantidad impresionante de profesionales, que en el año pasado alcanzó más de once mil, mucho más que la matrícula total de varias universidades del país.

Se necesita de los renovados esfuerzos de todos los sectores que componen la Universidad, para enfrentar los retos que se presentan. La lucha por un Justo Presupuesto debe ser tema que nos ocupe a todos y todas. La gestión de mejoría de las condiciones salariales de los servidores universitarios debe continuar, pero sin afectar las actividades docentes y la marcha de la Universidad en sentido general.

Cada estudiante, cada administrativo y administrativa, y cada docente, tiene que ofrecer lo mejor de sí en sus respectivas responsabilidades. El país lo necesita y para la Universidad es una obligación.

Hagamos un propósito especial por mejorar las condiciones ambientales de nuestros recintos, centros y subcentros, manejando adecuadamente los residuos sólidos. Con solo eso, podemos mejorar grandemente el aspecto de nuestras aulas y entornos.

Colaboremos con los demás, presentando nuestra mejor cara al momento de interactuar con ellos, mantengamos en alto la lucha por los derechos fundamentales de los dominicanos y dominicanas, y sobre todo, estemos alertas de las amenazas que nos acechan con el propósito artero de reducir el papel de universidad púbica, abierta y plural de la UASD.

Bienvenidos y bienvenidas, universitarios y universitarias. Juntos, podemos hacer la gran diferencia.  Como bien ha señalado nuestro rector, ¡A estudiar, a trabajar y a luchar! 

SANTO DOMINGO. Las autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), encabezadas por su rector, Iván Grullón Fernández, no están dispuestas a ceder su espacio y que se cambien los exámenes para residencias, médicas, que imparte ahora, por el Examen Único de Competencia (EUC), que le quitaría esa potestad.

El tema lo abordaron, además de Grullón Fernández, los decanos de las facultades de Medicina y Ciencias Jurídica de la UASD, Wilson Mejía y Antonio Medina Calcaño, durante su participación en el Diálogo Libre, de este Diario Libre.

Ellos tocaron tres puntos básicos: la reválida de títulos a extranjeros, el actual examen de residencias médicas y el EUC, este último pendiente de aprobación en el Senado.

El rector de la UASD dijo que hay una serie de reformas que se están haciendo sin consultar a las universidades, en perjuicio de los estudiantes de medicina.

“Ahora nos quieren despojar, y siento mucho que doña Ligia (Amada Melo), la que queremos como una mamá, quiera atribuirle al Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt) la facultad de la reválida sin ser una institución académica”, dijo Grullón Fernández.

Explicó que el tema de la reválida de títulos a extranjeros es un tema muy delicado porque incluye pruebas que se elaboran con mucho rigor y conlleva mucho tiempo, porque vienen muchos médicos de Cuba y de Venezuela y otros países.

“Entonces, cómo es posible que se quiera pretender que la reválida la haga el Mescyt, contratando personas con intereses particulares. En la UASD no hay intereses, y tenemos un sistema de gobierno plural y poco vulnerable”, señaló.

Sobre el segundo punto, el rector favorece que los procedimientos de los exámenes se revisen y se mejoren, pero que a la academia no se le quite el derecho a impartirlos.

Esa prueba es por la que opta un médico general, para hacer una especialidad médica, luego de hacer la pasantía de ley que dura un año y que quedarían eliminados con el EUC.

Recordó que en el Ministerio de Salud Pública no hay todos los puestos para médicos y que se cometería un gran “crimen” en perjuicio de los estudiantes de medicina más pobres.

“Van a quitar los médicos pasantes para economizarse unos cuartos”, expresó.

Consideró que se le debe dar oportunidad de trabajo a los galenos que concluyen las pasantías de ley y sugirió los concursos de oposición, como mecanismo para que el Estado tenga controles de los profesionales.

Cuestiona que las universidades privadas no defiendan estudiantes
Cuestiona que las universidades privadas no defiendan estudiantes

Al decano de la Facultad de Medicina de la UASD, Wilson Mejía, le preocupa mucho el hecho de que solo la UASD ha salido al frente y se ha mantenido en defensa de que no se apruebe el Examen Único de Competencia y el que alegadamente, el sector privado no se haya pronunciado, ni siquiera en los estamentos deliberativos que existen.

Entiende que el proyecto del EUC es un mensaje de que las 10 escuelas de medicina que hay en el país deben revisar sus ofertas académicas, lo que evita que haya una alta reprobación de médicos que aspiran a hacer especialistas.

Otro punto en que Mejía hace hincapié es que el examen que se quiere implementar se basa en evaluar competencias, cuando la currícula de las universidades se basa en objetivos y contenidos.

“Este proyecto de ley es más peligroso de lo que imaginamos, porque se dejan de lado la academia del Estado y las demás academias, los gremios y sociedades especializadas”, observó Mejía.

Lo cambiaron
 
El decano de Ciencias Jurídicas y Política de la UASD, Antonio Medina Calcaño, agotó la parte jurídica del proyecto sobre el EUC, y explicó que el espíritu inicial del anteproyecto, iniciativa del diputado Radhamés González, era agilizar el proceso para la salida del exequátur que otorga el Poder Ejecutivo y pasarle esas atribuciones al Mescyt -institución que asegura- no cuenta con la estructura, además, de que sería una especie de juez y parte.

Al hacer un recuento del proyecto, dijo que el original perimió y que dos senadores introdujeron otra normativa similar en la forma, pero totalmente cambiada en el contenido.

“Con este nuevo proyecto se crea, incluso, un organismo que pudiera resultar peligroso, que es el consejo nacional que otorga la licencia para el ejercicio profesional, que pudiera crear prácticas ilegales, en cuanto a la reválida y el EUC ”, advirtió el jurídico.

Clic para ver entrevista en uasdtvonline

Fuente: diariolibre.com

El director de Diario Libre, Adriano Miguel Tejada, escucha una de las respuestas del rector Iván Grullón, durante el Diálogo. (Pedro Jaime Fernández) 

 

El rector calificó de “exageradas” las denuncias de que hay “botellas” en la nómina de la UASD.

Desde la llegada al país del insigne maestro puertorriqueño Eugenio María de Hostos a finales del siglo XIX hemos venido realizando esfuerzos para elevar la calidad de nuestro sistema de instrucción pública

-3 de 3-


No es difícil que las autoridades de educación y los rectores de las universidades del país lleguen a un acuerdo en relación con temas como el de la revisión curricular y el de política de admisión. Donde podrían surgir unas que otras dificultades en lograrlo es en la elaboración de un nuevo perfil del maestro porque ésta necesariamente implica el establecer para quién se es, se sabe y se hace.

Durante décadas, el Sistema Dominicano de Instrucción Pública figuró entre los peores financiados de la América española y el Caribe (todavía ocurre algo parecido muy a pesar del aumento de la inversión en educación del 2,2% del PBI en el 2013 al 4% del PBI a partir del año 2014 en lo adelante).

Los resultados de las pruebas internacionales en las que estudiantes dominicanos de los niveles básico y medio han participado han evidenciado un precario desempeño de parte de ellos en matemáticas, lenguaje y ciencia; situación ésta, que ha dado lugar a que muchos de nuestros colegas piensen que es debido a la baja formación de los docentes, sin tomar en cuenta la poca disponibilidad de recursos económicos con que ha contado y cuenta el sector de educación. La verdad es que necesitamos de más y mejores maestros. Todos estamos de acuerdo en que se debe elaborar nuevos perfiles de egresados de las facultades y escuelas de pedagogía y en revisar los planes de estudios de las carreras que ofertan esas instituciones para que en los mismos figuren el aprendizaje de lenguas extranjeras y el adiestramiento en el manejo y uso de tecnologías de la información, Pero, ¿cómo lograrlo? A la luz de ésas y otras circunstancias, debemos tener muy en cuenta que los títulos de licenciados, maestros y doctores en ciencias de la educación y en sus diferentes menciones son otorgados por las universidades, autónomas por naturaleza y por ley.

El Ministro de Educación, licenciado Carlos Amarante Baret, después de cuestionar la formación de maestros en las universidades del país, anunció que la dependencia estatal bajo su dirección traerá especialistas extranjeros para reforzar las capacidades de los profesores nativos que participan en los programas de formación y capacitación de maestros. Nos parece que esas opiniones no toman en cuenta otras consideraciones. Las propuestas para mejorar las capacidades del profesorado deben basarse en enfoques contextuales, en las que se tengan en cuenta todos los factores que contribuyan al buen desempeño del maestro en las aulas de clase. Señor Ministro, ¿dónde usted cree que nos formamos los que hemos intervenido en todos los procesos de reforma de la educación y en todos los programas de formación y capacitación docente de las últimas décadas? ¿En las universidades Yale, Cambridge, Harvard o en la UASD, PUCMM, y UNPHU? Que conste, que no estamos renegando la necesidad de capacitarnos cada día más. Prueba de ello es que muchos de nosotros todavía estamos presentando tesis doctorales en área del saber que aquí antes no se conocían como el de calidad, evaluación, acreditación y planeamiento universitario. El aumentar la calidad de los servicios de educación requiere de grandes inversiones en el sector que en ocasiones los gobiernos no están dispuestos a llevarlas a cabo, ya sea por decidía o porque urge satisfacer otras necesidades. En materia de formación y capacitación docente hemos avanzado bastante. Al final de la “era de Trujillo” apenas un 4% de los profesores de escuelas públicas estaba en posesión de un título universitario. El oficio de maestro era muy mal renumerado, a pesar de que requería, como hoy requiere, de mucha entrega y dedicación. El docente es hoy un profesional como otro cualquier. Su estándar de vida ha mejorado bastante. La palabra vocación ahora se escribe con b.

 

Fuente: hoy.com.do

Los resultados del Concurso de Oposición Docente del 2015 cuestionarían la formación de los egresados de las facultades y escuelas de pedagogía de nuestras universidades. Somos de opinión de que antes de emprender los correctivos de lugar debemos de establecer el grado de fiabilidad y validez del examen utilizado en dicho evento con el propósito de saber, a ciencia cierta, cuál es su grado de precisión, y hasta qué punto podemos pronosticar, mediante la aplicación de ese instrumento, la capacidad y eficiencia de un individuo en el ejercicio docente.

 

Por Jesús de la Rosa


Los sistemas de instrucción pública no existen en un mundo de abstracciones. El medio que los rodea está llenó de fuerzas dinámicas que influyen directa o indirectamente sobre las tareas y operaciones de los mismos y, en última instancia, determinan su importancia, alcance y viabilidad.

La República Dominicana ha llevado a cabo una notable transición desde un prolongado periodo de treinta y uno años de dictadura a una democracia no del todo perfecta pero democracia al fin. Cualquier extranjero que hubiese conocido nuestro país en los tiempos oscuros de la tiranía trujillista y que nos visitara nueva vez se sorprendería ante los cambios que hoy se registran en la sociedad dominicana. Esos cambios han modificado el entorno operativo y ético de nuestro sistema de instrucción pública, colocándolo frente a nuevas oportunidades, desafíos y obligaciones.

El éxito del Pacto Nacional para la Reforma Educativa dependerá en gran medida de la predisposición del aparato burocrático del gobierno de turno a renunciar a unos que otros poderes que por años han venido ejerciendo. También, a la predisposición de las universidades y demás instituciones de educación superior a hacer un uso creativo y eficaz de su autonomía. En la época actual de cambios acelerados, esas Casas de altos estudios pueden realizar importantes aportaciones al avance y progreso de la sociedad, claro está, siempre que se les dote de los recursos y la libertad de acción necesaria, y que éstas sean lo suficientemente previsoras y flexibles para adaptarse a los grandes cambios que se están produciendo en torno a ellas. Por el contrario, si se ven excesivamente limitadas por la falta de recursos y por toda una serie de normas y regulaciones se encontrarán en el centro de una crisis cada vez mayor de desajustes con la cambiante sociedad que las rodea.

En el preámbulo de la obra “Aprendizaje y Desarrollo Profesional Docente” Álvaro Marchesi, refiriéndose al tema de la formación docente, expresa lo siguiente: “Una buena formación inicial tiene un efecto positivo en la actividad profesional de los docentes, no cabe duda, pero también contribuye a ello la buena actuación de los equipos directivos o el tiempo disponibles por los profesores para trabajar en equipo. Los docentes trabajan en un contexto social y cultural determinado, y en unas condiciones educativas y laborales específicas”.

A todos nos preocupó el hecho de que de 36 mil 884 egresados de las facultades y escuelas de educación de más de una veintena de universidades del país que participaron en un concurso de oposición para ocupar plaza de profesores de escuelas públicas, tal y como lo establece la Ley de Educación 66-97, sólo 11 mil 479 de ellos, es decir el 31.1% haya aprobado el examen requerido, lo que, sin dudas, indica que en algo estamos fallando en materia de formación y capacitación docente. Para identificar el mal, y de paso partir de lo cierto, y no de lo aparente, debemos comenzar por analizar con detenimiento el instrumento de medición o examen usado en esa ocasión. Debemos responder a preguntas como estas: ¿Si aplicamos una vez más esa misma prueba a otro grupo de aspirantes a ocupar cargos docentes, obtendríamos los mismos o parecidos resultados? ¿Cuál es el grado de precisión de la prueba utilizada? ¿Hasta qué punto esa prueba (nos referimos a la utilizada en el Concurso de Oposición Docente del 2015) es capaz de pronosticar la capacidad y la eficiencia en el ejercicio docente? No debemos aventurarnos en dar un paso más, sin antes haber examinado a profundidad dicho instrumento de medición.

Agotado ese procedimiento, podemos y debemos acogernos a los planteamientos del rector del Instituto Tecnológico Dominicano (INTEC), ingeniero Rolando Guzmán, en el sentido de no permitirles a los aspirantes a ocupar puestos docentes en el sistema dominicano e instrucción pública “hasta que no superen las deficiencias que salen reflejadas en los concursos de oposición”.

 

Fuente: hoy.com.do