EDITORIAL


EL DÍA DEL MAESTRO Y LA MAESTRA

Martes, 25 Noviembre 2014 15:51 Visto 1653 veces

PUBLICADO POR :

Super User

PERIODISTA

Sitio Web: www.jaunpere.com

Hay hombres y mujeres a quienes, sin importar que tengan o no títulos académicos, se les antepone uno muy especial, Maestro o Maestra. Jesús y Ghandi son ejemplos universales. A nivel nacional, la designación brota sin dificultad ante apellidos y nombres como Hostos, Bosch, Pedro Henríquez Ureña.

 

En la UASD, cada facultad tiene sus Maestros y Maestras. Hablar de María Teresa Quidiello, en Educación; Rogelio Lamarche, en Medicina; Eugenio de Js. Marcano, en Ciencias y en Agronomía, para citar solo algunos de los que ya no están da un buen botón de muestra de lo que significa ser maestro.

Características comunes distinguen a esos seres especiales que la sociedad ha decidido honrar dedicándoles el día 30 de junio de cada año.

Mística sacerdotal para cumplir con la encomienda autoimpuesta de transmitir conocimientos, valores y actitudes.

Autoridad que brota de la sapiencia y del trato adecuado.

Entusiasmo para presentarse cada día con fuerzas renovadas ante jóvenes que demandan energía y viveza en la enseñanza.

Sapiencia para guiar a los alumnos por los senderos del aprendizaje, entregando conocimiento estimulando su avance en el saber.

Templanza para exhibir autoridad, al tiempo de brindar las condiciones para un ambiente democrático de respeto mutuo.

Respeto por la ciencia, el arte y la filosofía. Respeto por las diferencias individuales y los derechos de cada uno.

Optimismo que lo lleva a ver las cosas desde su aspecto más favorable, trabajando para que todos los estudiantes resulten gananciosos.

Ese es el Maestro, esa es la Maestra, a quien la Universidad Autónoma de Santo Domingo valora como uno de sus principales haberes, como uno de sus más valiosos recursos y a quien estudiantes y servidores administrativos expresan respeto y admiración.

La función del docente seguirá siendo valorada por la sociedad, que recibe los beneficios de su labor en la forma de ciudadanos y ciudadanas bien formados, en entes productivos en las diferentes áreas del conocimiento, en reemplazos efectivos para las presentes generaciones.

Gracias maestros y maestras por hacer que cada uno de sus estudiantes lleve en sus conocimientos, en sus valores y en sus actuaciones algo de cada uno de ustedes.

Edición:
Segunda Quincena de Junio 2014
Versión para impresión Send by email PDF version

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.