NOTICIAS

El presupuesto de educación y la economía global - 1 de 3 - Por Jesús de la Rosa

Martes, 12 Enero 2016 00:00 Visto 1623 veces

PUBLICADO POR :

Webmaster Email Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

-1 de 3-

Los antecedentes históricos de una economía global se remontan a los finales del siglo XV con dos grandes acontecimientos: el descubrimiento del continente americano por Cristóbal Colón y el viaje de Vasco de Gama alrededor del mundo; pero, la idea de la no intervención del Estado en asuntos económicos apareció de manera explícita tres siglos más en la obra “Indagación Acerca de la Naturaleza y las Causas de las Riquezas de las Naciones” del filósofo y economista escocés Adam Smith, en época en que el sistema capitalista comenzaba a prevalecer en todas las ramas de la industria, del comercio y de la agricultura, manifestándose de forma patente en la organización y división del trabajo de las grandes empresas manufactureras. En esa obra, publicada en 1776 y reeditada en múltiples ocasiones, Adam Smith expone las causas de la aparición de las riquezas en los conglomerados y naciones. El éxito alcanzado por su libro se debió en mayor medida al carácter generalizador del mismo, y a la elocuente defensa que su autor hace del régimen de libre intercambio de bienes y servicios.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial se creó la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la que habría de servir de foro donde las superpotencias vencedoras (Unión Soviética, Estados Unidos, Inglaterra y Francia) pudieran ventilar sus querellas y defender sus intereses, surgiendo así un nuevo orden planetario con los Estados Unidos de América como centro hegemónico del capitalismo mundial y en relación de rivalidad con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. El 22 de julio de 1994, se llevó a cabo en la ciudad de Breton Wood, Estados Unidos, la Conferencia Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas que concluyó con la firma de los acuerdos de Breton Wood.

A partir de entonces, el signo monetario de los Estados Unidos (el dólar) quedó como referente monetario de los mercados financieros internacionales. Se materializó el proyecto de mayor éxito de la postguerra, el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT), con la finalidad de romper con las barreras arancelarias, dar apertura a los mercados, y fomentar el comercio global. Se celebraron varias rondas de conversaciones del GATT; la última, la Ronda de Uruguay, terminó con la firma, en 1994, del Acta de Marrakest, Marruecos, que dio origen a la Organización Mundial del Comercio cuyo objetivo fue, y todavía lo es, crear las condiciones de una liberalización de los mercados en el ámbito internacional. Los adelantos tecnológicos en los medios de comunicación, facilitaron el intercambio y posibilitaron la realización de transacciones económicas a distancia e hicieron posible que el planeta tierra apareciera ante nuestros ojos como una especie de aldea global. En el pasado siglo 20 tuvieron lugar dos grandes acontecimientos que estremecieron el mundo: la caída del Muro de Berlín y el inesperado colapso de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Ello contribuyó al resurgimiento de las ideas de libre comercio de Adam Smith, refundida en el concepto de globalización de la economía de los mercados, de los puestos de trabajo, de la producción de la prestación de servicios y de la vida en general.

En aparente contradicción frente al hecho de la existencia de una Organización Mundial del Comercio que procura la integración de las naciones a un mercado mundial, surgió la tendencia de los países a agruparse en bloques regionales: Unión Europea (UE); el Acuerdo de Comercio de las Américas (ALCA); el Mercado Común del Sur (MERCASUR); la Comunidad Económica del Caribe (CARICON). A esos grandes acontecimientos les antecedieron otros que marcaron la historia del mundo: el Manifiesto Comunista de Carlos Marx y Federico Engels en 1848; la Comuna de París en 1891; la Revolución Mexicana de 1910; y la Revolución bolchevique que dio inicio a la construcción de una real sociedad socialista, entre otros.

Fuente: hoy.com.do

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.