EDITORIAL


LOS 151 AÑOS GUERRA DE LA RESTAURACIÓN

Martes, 25 Noviembre 2014 15:47 Visto 1859 veces

PUBLICADO POR :

Super User

PERIODISTA

Sitio Web: www.jaunpere.com

Luego de la Independencia Nacional y producto de un cuadro de inestabilidad en el orden económico, político y social en la incipiente República Dominicana, los nacionalistas tuvieron que defender, con sus armas y con sus vidas, la ratificación de que éramos una patria libre e independiente.

 

Pero más allá de la consolidación del logro obtenido por los independentistas del 1844, la Guerra de la Restauración, también sirvió de plataforma para la reafirmación de la identidad del pueblo dominicano.

Esa epopeya, que se inició con el Grito de Capotillo el 16 de agosto de 1863, fue el instrumento por excelencia en la recuperación de la agredida soberanía política, jurídica y económica de los dominicanos, y el muro de contención ante los embates contra nuestra cultura e identidad como nación.

Como dice el historiador Frank Moya Pons: “La Guerra de la Restauración, que comenzó siendo una rebelión de campesinos, muy pronto se convirtió en una guerra de razas, por el temor de los dominicanos de color, que eran la mayoría, a ser convertidos nuevamente en esclavos, y de ahí pasó a ser una verdadera guerra popular que puso en movimiento todas las energías de la Nación para lograr su independencia y la restauración de la soberanía.”

Luego de la anexión a España, la patria atravesó un largo trecho sorteando todo tipo de obstáculos, para recuperar la soberanía perdida, las libertades y las costumbres que hilvanaban nuestro perfil como nación

Otra característica importante de la Restauración, que tuvo al general Gregorio Luperón y a una pléyade de héroes como los principales baluartes, fue la estrategia utilizada en el campo de batalla por los dominicanos, quienes por su desventaja en cuanto a armas y personal, apelaron a la guerra de guerrillas para expulsar a las derrotadas tropas españolas el 26 de julio de 1865.

Esos enfrentamientos, que tuvieron el objetivo de fustigar a los españoles, eliminando integrantes de sus tropas, surtieron efectos que a la postre fueron decisivos en el triunfo de los restauradores.

El papel de los campesinos en el esquema de combate implantado por los dominicanos, fue determinante en el desenlace de la restauración , y en la consolidación de nuestra identidad cultural.

Este importante acontecimiento histórico, inspiró algunos movimientos independetistas en Las Antillas.

Al cumplirse el 151 aniversario de la Guerra de la Restauración, la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) envía señales claras, de que sus proyectos y sus acciones, tienen como guía el pensamiento preclaro de los insignes restauradores.

El aporte de la academia estatal a la movilidad social, y el proceso de relanzamiento que se registra en el orden: docente, de la investigación, extensión e internacionalización, son indicativos de que el pensamiento de Luperón y de los restauradores se constituye en una de las bujías inspiradoras de esas medidas.

Edición:
Primera Quincena Agosto - 2014
Versión para impresión Send by email PDF version

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.