EDITORIAL


ABRIL, EL MOVIMIENTO RENOVADOR Y LA UASD

Martes, 26 Junio 2018 16:02 Visto 4267 veces

PUBLICADO POR :

Webmaster

Se trata de aquel abril inolvidable de 1965, que dista ahora 53 años, pero cuyo recuerdo se renueva cada día en cada egresado de la UASD, que antes de ese abril ni podía pensar en asistir a esas aulas de que han egresado más de cien mil dominicanos y dominicanas desde entonces.

Aparte de conquistas como la de haber establecido la sucesión democrática de gobiernos, que se ha mantenido desde entonces, el producto más concreto de esa Revolución o Gesta de Abril de 1965 es la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Podría sorprender que en el fragor de la lucha armada que se libraba contra el ejército más poderoso del mundo, en un rincón del casco colonial de la Ciudad de Santo Domingo, en el área conocida como Zona Constitucionalista, ese pequeño grupo de intelectuales y estudiantes universitarios pudiera concentrarse en las discusiones para plantear una concepción diferente a la de la universidad que habían tenido hasta ese momento.

De ahí surgió el Movimiento Renovador Universitario, que tan pronto cesaron los combates requirió a las autoridades que gobernaban la universidad un cambio de rumbo, que, siendo inaceptable para ellos, culminó con su salida de la más antigua universidad del Nuevo Mundo.

De las limitaciones de ingreso a la Academia y su naturaleza elitista, la Universidad se convirtió en institución de educación superior popular, del pueblo, y en el principal centro de pensamiento avanzado de la República Dominicana, atributo que todavía hoy la adorna.

Ha servido la misma como principal aliada de las familias de menores ingresos del país para dar a sus hijos una preparación universitaria. Ha sido, por tanto, la principal fuerza de movilidad social de la nación. Ha sido bastión de las luchas más significativas de este país en materia de iniciativas nacionalistas y patrióticas. Ha sido baluarte permanente en defensa de los derechos ciudadanos, incluyendo las libertades públicas y la protección del patrimonio nacional.

Sin abril, posiblemente no hubiese habido un Movimiento Renovador Universitario, y sin un Movimiento Renovador Universitario, se hubiese quedado la UASD en el Siglo XIX. Es evidente la influencia de la Reforma Educativa Universitaria de Córdoba, Argentina, en lo que vino a ser el Movimiento Renovador Universitario, a pesar de haber ocurrido en la primera parte del Siglo XX.

Que en la memoria colectiva se mantenga siempre la asociación Abril-Movimiento Renovador-UASD. Que no se olvide, porque de ser así, se corre el peligro de darlo todo por logrado y atentar contra este patrimonio nacional que es la UASD.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.