CIENCIA Y TECNOLOGÍA


La mazorca de cacao, fuente importante de alimento para animales buscarán asesoría científica para profundizar estudios sobre ese subproducto

Martes, 01 Marzo 2016 01:22 Visto 7572 veces

PUBLICADO POR :

Email Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Los beneficios nutritivos de la cáscara del cacao se han puesto de manifiesto en la crianza de gallinas, cerdos, vacas, conejos, patos, chivos, teniendo los productores el propósito de probarlo en peces, por la gran cantidad de minerales que posee.

La República Dominicana está entre los países que producen el cacao de mayor calidad internacional, por lo que el volumen de exportación de este cultivo alimenticio se ha ido incrementado de manera sistemática.

Los recursos que genera la exportación de miles de toneladas de cacao hacia los mercados internacionales se constituyen en un sostén importante de nuestra economía. La producción de Cacao es la principal plataforma económica de muchas comunidades, que utilizan este cultivo como medio de vida y como un instrumento de generación de empleos. Ese es el caso de los residentes en la comunidad de La Guazuma, ubicada en la zona montañosa del municipio de Yamasá, en la provincia Monte Plata, quienes han identificado otra valiosa utilidad del cacao para beneficio de los seres humanos y de los animales.

La producción de ese cultivo en La Guazuma asciende a los cien mil quintales al año, y en estos momentos se desarrolla una dinámica comunitaria que está orientada a utilizar la mazorca del cacao como alimento para animales, lo que ha arrojado muy buenos resultados. Recientemente se realizó un taller con la comunidad, a los fines de concientizar a los residentes sobre la gran oportunidad que tienen en las manos.

Rafael Paradell Díaz, profesor de la Escuela de Comunicación Social de la academia estatal, fue el anfitrión de la actividad, que contó con la presencia de productores de cacao y otros moradores de la comunidad. En la misma estuvieron presentes el decano de la Facultad de Humanidades, Ramón Rodrí guez Espinal; el vicedecano, Augusto Bravo; el director de relaciones públicas de la UASD, Oscar Vázquez, entre otras personalidades.

Acciones alrededor del proyecto

Paradell Díaz, junto a otros interesados, trabaja en el proceso de concientización de los productores de cacao de la comunidad de La Guazuma para que no boten la cáscara del citado cultivo, ya que está demostrado que tiene muchas propiedades nutritivas. Los beneficios nutritivos de la cáscara del cacao se han puesto de manifiesto en la crianza de gallinas, cerdos, vacas, conejos, patos, chivos, teniendo los productores el propósito de probarlo en peces, por la gran cantidad de minerales que posee.

En estos momentos, solo se aprovecha el 20% de la cáscara del cacao en la comunidad del municipio de Yamasá, por lo que se están planteando diseñar un esquema de trabajo para obtener beneficio del restante 80% que se está perdiendo.

Sin embargo, ellos quieren complementar esas acciones con el uso de la cáscara del cacao para la crianza de animales y de peces, ya que eso garantiza que los mismos consumirán un producto con alto contenido proteico y saludable. De acuerdo a estudios del Ministerio de Agricultura, desde el punto de vista del aporte a la ecología y el medio ambiente del país, los cacaotales cubren un 13% de la capa, generando servicios ambientales como generadores de agua, consumidores de dióxido de carbono, hábitats para la fauna silvestre, entre otros.

Procedimiento

La iniciativa comunitaria, que promueve el profesor Paradell Díaz consiste en triturar la cáscara de cacao y mezclarla con otros productos, para convertirlo en un alimento apetecible por los animales y a la vez generar valor agregado a la producción económica del cacao. Utilizando la mazorca de cacao, y adicionándole hojas, hierbas, raíces, cáscaras, restos de cosechas, frutos de baja circulación en mercados, pueden prepararse ricos platos y se obtienen excelentes resultados que garantizan mayor salud para el producto y para quien lo consuma.

Este aporte de Paradell, basado en su experiencia como productor agrícola de muchos años, su espíritu investigador y su sistemático registro y observación, ha generado un interés en la academia, lo que ha motivado a que las autoridades de la Facultad de Humanidades apoyarán que las instancias de la universidad relacionadas con el tema realice estudios rigurosos para seguir explorando e identificando otras bondades de ese cultivo.

El uso de la mazorca del cacao como alimento de animales ayuda a que éstos ganen hasta un 15% en sus niveles de peso, en comparación con los que se someten al pastoreo y se reduce en más de un 50% el tiempo para que estén aptos para el consumo humano. El decano de la Facultad de Humanidades, maestro Ramón Rodríguez, destacó los beneficios de las buenas prácticas que desarrollan los productores de cacao de La Guazuma, quienes hacen un aporte significativo al medio ambiente y a su comunidad.

Mientras que el vicedecano, Augus to Bravo, dijo que la facultad se identifica con ese proyecto de carácter social, y que a través de algunas áreas podría desarrollarse una labor de extensión, como parte de la vinculación de la UASD con la comunidad.

Hablan los comunitarios

Jesús Liriano, un pequeño productor ganadero de La Guazuma afirmó que “Son evidentes los buenos resultados que se obtienen de la utilización de la mazorca de cacao como alimento para animales. Yo la utilizo en la crianza de mis vacas y mis gallinas”. Por su parte, Santo Moreno sugirió que “Debemos dedicarnos a buscar la fórmula para que los an imales se coman los alimentos preparados con la mazorca de cacao, añadiéndole otro contenido que le dé un sabor agradable”. Carlos Santos manifestó que “Entiendo que en la comunidad debemos poner de nuestra parte para que este proyecto se fortalezca, ya que es una buena iniciativa

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.