DEPORTES

DESTACADAS

MAS VISITADAS

  • LOS TONY BARREIRO SON EJEMPLO PARA RESCATAR DEPORTE EN UASD

    En julio del pasado año, la doctora Emma Polanco Melo pasó

  • LOS TONY BARREIRO SON EJEMPLO PARA RESCATAR DEPORTE EN UASD

    En julio del pasado año, la doctora Emma Polanco Melo pasó

  • Docentes fusionan teoría y práctica en la enseñanza de la Educación Física

    Sara Alarcón y Elpidio Vargas, profesores de la Escuela de

  • Heidy Rodríguez, otra uasdiana que alcanza la inmortalidad deportiva

    La destacada egresada de la carrera de Medicina de la Facult

  • Fidel Mejía Ramírez, tributo póstumo a un gran exponente deportivo Uasdiano

    “Quiero escarbar la tierra con los dientes, quiero apartar

2 de 2
A mediados de la década de los años cuarenta del pasado siglo 20, la Universidad de Santo Domingo fue reorganizada como un monopolio y una dependencia del Estado, con una intención puramente utilitaria y profesionalizante. Fueron los principales asesores de Trujillo quienes, no sólo elaboraban sus nuevos planes de estudios, sus normas de administración y el nombramiento de sus catedráticos, sino hasta la moral pública que había de inculcárseles a los estudiantes. Y lo hicieron de manera tal que resultaba difícil encontrar un modelo de universidad más opuesto al empleado por la cuatricentenaria institución desde su origen. Ese modelo de universidad, añejo y en desuso, hizo crisis en 1961, meses después del ajusticiamiento del sátrapa.

En enero de 1960, surgió un amplio movimiento de la juventud dominicana de entonces que asumió como suyas las ideas programáticas de los expedicionarios del 14 de junio con miras a derrocar la tiranía trujillista: el Movimiento 14 de Junio. Dicha agrupación fue encabezada por los doctores Manuel Aurelio Tavárez Justo, Manuel Tejada Florentino, José Antonio Fernández Caminero, Luis Gómez, entre otros. También formaron parte de la misma las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, la ingeniera Tomasina Cabral y cientos de jóvenes más. Casi todos fueron apresados, torturados, y muchos de ellos desaparecidos. Esa juventud jugó un papel de primer orden en la formación de un ambiente de resistencia que posibilitaría el derrocamiento de la tiranía. El historiador Franklin Franco considera que “la juventud estudiantil y profesional de la Universidad de Santo Domingo, procedente de la clase media, fue el sector que más padeció en ese tortuoso período de resistencia y el que marcó la pauta a seguir a todo el pueblo” Esto se constituyó en un factor determinante que motivó a la Alta Jerarquía de la Iglesia Católica a la publicación, el 25 de enero de 1960, de una Carta Pastoral condenando públicamente los abusos y atropellos que se cometían con los jóvenes universitarios encarcelados. Fue lo que podría considerarse el principio del fin de la Era de Trujillo. La efervescencia política que produjeron esos y otros hechos fue tal que, a partir de entonces, pocos dudaban de que los días de Trujillo en el poder estuvieran contados. Y así fue. El 31 de mayo de 1961 Trujillo fue ajusticiado mediante una conjura encabezada por un grupo integrado por viejos servidores de su régimen. Días después de la muerte del sátrapa, la juventud estudiantil universitaria irrumpía en el escenario político nacional con una gran concentración en el campus de la Universidad estatal, demandando del gobierno el otorgamiento de la autonomía y el fuero universitarios. Dicha actividad fue interrumpida antes de finalizar por la presencia amenazante en los predios de fuerzas militares y policiales. Con el objetivo de convertir la Universidad de Santo Domingo en una institución de educación superior autónoma a la cual todos tuvieran acceso, el 13 de julio de 1961 se fundó la Federación de Estudiantes Universitarios (FED). La directiva provisional de dicha agrupación estuvo integrada por los bachilleres Asdrúbal Domínguez, Leopoldo Grullón, Oscar Lama, Rafael Alburquerque, Víctor Manuel Decamps, entre otros. En medio de continua movilizaciones estudiantiles en demanda de un conjunto de reivindicaciones, el 31 de diciembre de 1961, el presidente Joaquín Balaguer promulgó la Ley 5778 mediante la cual se le otorgó a la Universidad estatal la autonomía y el fuero universitario. Se designó un Consejo Universitario Provisional presidido por el doctor Julio César Castaños Espaillat e integrado por los catedráticos René Augusto Puig y Froilán Tavárez, y por los bachilleres Antonio Isa Conde y Asdrúbal Domínguez. La Universidad Primada fue redefinida como una comunidad de estudiantes y maestros con poderes para dictar sus leyes y reglamentos a tono con los predicamentos de la Reforma Universitaria de Córdoba.

Fuente: hoy.com.do

Publicado en DESTACADAS
Lunes, 02 Febrero 2015 12:41

El presidente Danilo Medina y la UASD

El Pacto Nacional para la Reforma Educativa contempla elevar la calidad y cobertura de las universidades públicas mediante la adopción de políticas de financiamientos justas y apropiadas a tenor con lo especificado en el Art. 91 de la Ley 139-01 de Educación Superior, Ciencia y Tecnología.

Publicado en DESTACADAS

Dice excluyen a esa academia

El rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)  llamó este lunes a toda la familia universitaria a involucrarse en las discusiones que se producen alrededor del Pacto Nacional para la Reforma Educativa, ya que las propuestas fueron redactadas en la dirección de excluir a la academia estatal.

Publicado en DESTACADAS