Monday 26 de June de 2017, Santo Domingo, República Dominicana

UASD EXPRESA DESACUERDO CON PROYECTO DE LEY EXAMEN ÚNICO PARA EJERCICIO MEDICINA

La Universidad Autónoma de Santo Domingo expresó hoy su desacuerdo con el proyecto de ley que establecería el Examen Único  de Competencias para el Ejercicio de la Medicina, sometido al Congreso Nacional.

El rector, doctor Iván Grullón Fernández, quien habló en nombre de la institución académica estatal, señaló que con el proyecto de ley se reduce el carácter público de la educación, en la medida en  que se pretende quitar a la UASD su atribución de realizar la reválida de estudios de medicina de los extranjeros que solicitan ejercer la profesión en el país, así como el examen único de residencias médicas.

Criticó que el proyecto haya sido aprobado por la Cámara de Diputados en dos lecturas consecutivas, sin que mediara un estudio de impacto que permita establecer con claridad los alcances y repercusiones del mismo para el Sistema de Salud, las políticas públicas y la Estrategia Nacional de Desarrollo y las universidades con incidencia en el área de la salud. Indicó que, a pesar de que la UASD tiene una matrícula de más de 26 mil estudiantes en las carreras relacionadas con la salud, la misma no ha sido consultada,  siendo un tema que amerita incluso la apertura a vistas púbicas para la presentación de los diferentes pareceres sobre el tema.

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UASD, doctor Wilson Mejía, señaló que, de ser convertido en ley,  el proyecto agregaría un examen general para la expedición del exequátur a profesionales que han agotado un programa de estudios de seis años y permitiría que médicos extranjeros ejerzan en el país, con solo someterse al Examen Nacional de Competencias, además de eliminar la pasantía de ley que realizan los médicos dominicanos, reduciendo la misión social del ejercicio médico y ampliando el carácter mercantil del sistema de salud.

Según el académico, alarma el hecho de que se proponga que los médicos que reprueben el Examen Único de Competencias propuesto, cursen un año de especialidad en Atención Primaria, para trabajar solamente en ese nivel, sin poder ejercer la medicina en otras áreas.

Con la nueva ley propuesta se obligaría a los médicos a aprobar el examen con más de 75 puntos para poder obtener el exequátur que les permita ejercer la profesión y para poder optar por una plaza en los concursos de residencia médica en el país.

Las autoridades de la Universidad calificaron el proyecto de ley  como de corte neoliberal, dirigido a contener la formación de nuevos profesionales de la medicina y a reducir la inversión del Estado materia de salud, en perjuicio de los más pobres.

Consideraron que se plantea el establecimiento de un sistema especial y discriminatorio para el ejercicio médico, en la medida en que coloca dos tipos de médicos: el que tiene exequátur y el de Atención Primaria de Salud. Fracciona también el sistema de salud, ya que los médicos recibirían el exequátur por medio de una ley especial, mientras los demás profesionales de la salud, como son los odontólogos, enfermeras y bioanalistas, seguirían con el sistema actual.

Finalmente, llamaron a la comisión de Senadores designados por la presidenta del Senado, licenciada Cristina Lizardo, para estudiar el proyecto, a que consulten con las universidades, gremios médicos y otros sectores interesados, antes de proponer recomendaciones que afecten el ejercicio profesional y  la propia formación profesional  en medicina.

De su lado, el doctor José García Ramírez, exdecano de la Facultad de Ciencias de Ciencias de la Salud y Profesor Meritísimo, quien hizo un llamado a las autoridades uasdianas para que inicien un foro de debate para defender a la Universidad, tras considerar que esta acción forma parte de una estrategia dirigida a quitarle  la autonomía de la UASD y el fuero universitario.

Mientras que el doctor Mauro Canario  dijo que el proyecto que cursa en el congreso puede ocasionar un caos en el sector, ya que no está muy claro

Dijo el galeno que el Ministerio de Salud es una institución de servicios y la Mescyt es una entidad reguladora,  por lo que indicó que ambas no califican para revalidar los títulos en medicina y que esa función académica es exclusivamente de la Universidad.

En la actividad estuvieron presentes, además de los mencionados, los vicerrectores, Docente, Extensión, e Investigación y Postgrado el doctor Jorge Asjana David, los maestros Rafael Nino Féliz y Francisco Vegazo Ramírez, respectivamente; y el  César Mella.

La Universidad Autónoma de Santo Domingo expresó hoy su desacuerdo con el proyecto de ley que establecería el Examen Único  de Competencias para el Ejercicio de la Medicina, sometido al Congreso Nacional.

El rector, doctor Iván Grullón Fernández, quien habló en nombre de la institución académica estatal, señaló que con el proyecto de ley se reduce el carácter público de la educación, en la medida en  que se pretende quitar a la UASD su atribución de realizar la reválida de estudios de medicina de los extranjeros que solicitan ejercer la profesión en el país, así como el examen único de residencias médicas.

Criticó que el proyecto haya sido aprobado por la Cámara de Diputados en dos lecturas consecutivas, sin que mediara un estudio de impacto que permita establecer con claridad los alcances y repercusiones del mismo para el Sistema de Salud, las políticas públicas y la Estrategia Nacional de Desarrollo y las universidades con incidencia en el área de la salud. Indicó que, a pesar de que la UASD tiene una matrícula de más de 26 mil estudiantes en las carreras relacionadas con la salud, la misma no ha sido consultada,  siendo un tema que amerita incluso la apertura a vistas púbicas para la presentación de los diferentes pareceres sobre el tema.

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UASD, doctor Wilson Mejía, señaló que, de ser convertido en ley,  el proyecto agregaría un examen general para la expedición del exequátur a profesionales que han agotado un programa de estudios de seis años y permitiría que médicos extranjeros ejerzan en el país, con solo someterse al Examen Nacional de Competencias, además de eliminar la pasantía de ley que realizan los médicos dominicanos, reduciendo la misión social del ejercicio médico y ampliando el carácter mercantil del sistema de salud.

Según el académico, alarma el hecho de que se proponga que los médicos que reprueben el Examen Único de Competencias propuesto, cursen un año de especialidad en Atención Primaria, para trabajar solamente en ese nivel, sin poder ejercer la medicina en otras áreas.

Con la nueva ley propuesta se obligaría a los médicos a aprobar el examen con más de 75 puntos para poder obtener el exequátur que les permita ejercer la profesión y para poder optar por una plaza en los concursos de residencia médica en el país.

Las autoridades de la Universidad calificaron el proyecto de ley  como de corte neoliberal, dirigido a contener la formación de nuevos profesionales de la medicina y a reducir la inversión del Estado materia de salud, en perjuicio de los más pobres.

Consideraron que se plantea el establecimiento de un sistema especial y discriminatorio para el ejercicio médico, en la medida en que coloca dos tipos de médicos: el que tiene exequátur y el de Atención Primaria de Salud. Fracciona también el sistema de salud, ya que los médicos recibirían el exequátur por medio de una ley especial, mientras los demás profesionales de la salud, como son los odontólogos, enfermeras y bioanalistas, seguirían con el sistema actual.

Finalmente, llamaron a la comisión de Senadores designados por la presidenta del Senado, licenciada Cristina Lizardo, para estudiar el proyecto, a que consulten con las universidades, gremios médicos y otros sectores interesados, antes de proponer recomendaciones que afecten el ejercicio profesional y  la propia formación profesional  en medicina.

De su lado, el doctor José García Ramírez, exdecano de la Facultad de Ciencias de Ciencias de la Salud y Profesor Meritísimo, quien hizo un llamado a las autoridades uasdianas para que inicien un foro de debate para defender a la Universidad, tras considerar que esta acción forma parte de una estrategia dirigida a quitarle  la autonomía de la UASD y el fuero universitario.

Mientras que el doctor Mauro Canario  dijo que el proyecto que cursa en el congreso puede ocasionar un caos en el sector, ya que no está muy claro

Dijo el galeno que el Ministerio de Salud es una institución de servicios y la Mescyt es una entidad reguladora,  por lo que indicó que ambas no califican para revalidar los títulos en medicina y que esa función académica es exclusivamente de la Universidad.

En la actividad estuvieron presentes, además de los mencionados, los vicerrectores, Docente, Extensión, e Investigación y Postgrado el doctor Jorge Asjana David, los maestros Rafael Nino Féliz y Francisco Vegazo Ramírez, respectivamente; y el  César Mella.

La Universidad Autónoma de Santo Domingo expresó hoy su desacuerdo con el proyecto de ley que establecería el Examen Único  de Competencias para el Ejercicio de la Medicina, sometido al Congreso Nacional.

El rector, doctor Iván Grullón Fernández, quien habló en nombre de la institución académica estatal, señaló que con el proyecto de ley se reduce el carácter público de la educación, en la medida en  que se pretende quitar a la UASD su atribución de realizar la reválida de estudios de medicina de los extranjeros que solicitan ejercer la profesión en el país, así como el examen único de residencias médicas.

Criticó que el proyecto haya sido aprobado por la Cámara de Diputados en dos lecturas consecutivas, sin que mediara un estudio de impacto que permita establecer con claridad los alcances y repercusiones del mismo para el Sistema de Salud, las políticas públicas y la Estrategia Nacional de Desarrollo y las universidades con incidencia en el área de la salud. Indicó que, a pesar de que la UASD tiene una matrícula de más de 26 mil estudiantes en las carreras relacionadas con la salud, la misma no ha sido consultada,  siendo un tema que amerita incluso la apertura a vistas púbicas para la presentación de los diferentes pareceres sobre el tema.

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UASD, doctor Wilson Mejía, señaló que, de ser convertido en ley,  el proyecto agregaría un examen general para la expedición del exequátur a profesionales que han agotado un programa de estudios de seis años y permitiría que médicos extranjeros ejerzan en el país, con solo someterse al Examen Nacional de Competencias, además de eliminar la pasantía de ley que realizan los médicos dominicanos, reduciendo la misión social del ejercicio médico y ampliando el carácter mercantil del sistema de salud.

Según el académico, alarma el hecho de que se proponga que los médicos que reprueben el Examen Único de Competencias propuesto, cursen un año de especialidad en Atención Primaria, para trabajar solamente en ese nivel, sin poder ejercer la medicina en otras áreas.

Con la nueva ley propuesta se obligaría a los médicos a aprobar el examen con más de 75 puntos para poder obtener el exequátur que les permita ejercer la profesión y para poder optar por una plaza en los concursos de residencia médica en el país.

Las autoridades de la Universidad calificaron el proyecto de ley  como de corte neoliberal, dirigido a contener la formación de nuevos profesionales de la medicina y a reducir la inversión del Estado materia de salud, en perjuicio de los más pobres.

Consideraron que se plantea el establecimiento de un sistema especial y discriminatorio para el ejercicio médico, en la medida en que coloca dos tipos de médicos: el que tiene exequátur y el de Atención Primaria de Salud. Fracciona también el sistema de salud, ya que los médicos recibirían el exequátur por medio de una ley especial, mientras los demás profesionales de la salud, como son los odontólogos, enfermeras y bioanalistas, seguirían con el sistema actual.

Finalmente, llamaron a la comisión de Senadores designados por la presidenta del Senado, licenciada Cristina Lizardo, para estudiar el proyecto, a que consulten con las universidades, gremios médicos y otros sectores interesados, antes de proponer recomendaciones que afecten el ejercicio profesional y  la propia formación profesional  en medicina.

De su lado, el doctor José García Ramírez, exdecano de la Facultad de Ciencias de Ciencias de la Salud y Profesor Meritísimo, quien hizo un llamado a las autoridades uasdianas para que inicien un foro de debate para defender a la Universidad, tras considerar que esta acción forma parte de una estrategia dirigida a quitarle  la autonomía de la UASD y el fuero universitario.

Mientras que el doctor Mauro Canario  dijo que el proyecto que cursa en el congreso puede ocasionar un caos en el sector, ya que no está muy claro

Dijo el galeno que el Ministerio de Salud es una institución de servicios y la Mescyt es una entidad reguladora,  por lo que indicó que ambas no califican para revalidar los títulos en medicina y que esa función académica es exclusivamente de la Universidad.

En la actividad estuvieron presentes, además de los mencionados, los vicerrectores, Docente, Extensión, e Investigación y Postgrado el doctor Jorge Asjana David, los maestros Rafael Nino Féliz y Francisco Vegazo Ramírez, respectivamente; y el  César Mella.