Monday 26 de June de 2017, Santo Domingo, República Dominicana

Testimonios de Abril

Printer-friendly versionSend by emailPDF version

La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), primera universidad del Nuevo Mundo, ha sido constante en el rendimiento de homenajes a los hombres y mujeres del país que en abril de 1965, vistiendo el uniforme militar o simplemente abandonando las tareas habituales de civiles, se hicieron combatientes por la patria ese sábado en la tarde que parecía un día normal.

Por cuarenta y nueve años consecutivos, la Universidad, hija auténtica del Movimiento Renovador que propició la Gesta Patriótica de Abril, ha dedicado tiempo y recursos a la noble función de mantener vivo en los dominicanos y dominicanas el recuerdo imperecedero que debemos a quienes, sin pensarlo mucho, ofrendaron las mejores energías de su juventud a defender la patria que Duarte, Sánchez, Mella y Luperón, junto a muchos otros, habían comenzado a construir.

La ocasión del cincuentenario de la Gesta Patriótica de Abril ha permitido que en la Sede Central, y los diecinueve recintos, centros y subcentros de la Academia se estén llevando a cabo hasta diciembre de este año casi doscientas actividades para conmemorar la ocasión, muchas de las cuales han tenido como organizadores y expositores a hoy profesores y servidores administrativos que se enrolaron como combatientes constitucionalistas.

Testimonios se han presentado al granel, comenzando con exposiciones de libros y fotografías; paneles y conferencias; desvelamiento de bustos y rotulación de calles; presentaciones artísticas, como la de el gran concierto Abril Vibra en la UASD, que reunió a decenas de artistas nacionales e internacionales y millares de personas.

Notables son los paneles celebrados con mujeres combatientes de abril, que nos han permitido conocer, a través de ellas, los papeles estelares que jugaron estas jóvenes en los frentes de combate, en labores domésticas, de medicina y enfermería, en la animación cultural. Valiosos testimonios han ofrecido hombres, entonces casi niños, que enfrentaron la ignominiosa invasión militar del 28 de abril.

Lo dicho por el Teniente Coronel Mario Peña Taveras, entonces Teniente, durante su visita a la rectoría de la UASD en unión de su familia y dos de los militares que le acompañaron,  nos ha ofrecido luces sobre el papel que jugaron él y los veinticuatro militares bajo su mando que cerca del mediodía del sábado 24 de abril tuvieron el arrojo de apresar al Estado Mayor del Ejército Nacional, incluyendo a su jefe, el general Marcos Rivera Cuesta. Su llamada al Dr. José Francisco Peña Gómez para informarle del arresto marcó el inicio de la revuelta, que habiendo comenzado como demanda por el retorno a la constitucionalidad, para reponer el gobierno legítimo del profesor Juan Bosch, devino en guerra civil y se convirtió en Gesta Patriótica para defender la dominicanidad, frente a la grosera invasión de más de cuarenta y dos mil marines de la potencia imperial norteamericana.

Con lo dicho en su conferencia magistral, el historiador y profesor meritísimo de nuestra academia, Dr. Roberto Cassá, estableció que la Gesta de Abril marcó todo un acontecimiento, porque mostró la valentía, entrega y decisión del pueblo dominicano, ya que tuvo una originalidad extraordinaria nunca vista en ningún otro país del mundo, ya que el pueblo se entregó a la lucha con conciencia, firmeza y creatividad, influenciado por el  liderazgo de  Francisco Alberto Caamaño”.

Testimoniamos nuestro profundo respeto y valoración a los coroneles Rafael Tomás Fernández Domínguez, Juan María Lora Fernández, Francisco Alberto Caamaño Deñó, y a través de ellos, a los miles de valerosos dominicanos y dominicanas que sentaron las bases para una universidad abierta, democrática y plural.

 

Edición: 
Primera Quincena Mayo 2015